En un post anterior comentábamos que el fracaso es una parte del juego de la innovación y que se trata de minimizar sus consecuencias y procurar que resulte útil.

Sin embargo, conseguir un fracaso constructivo u otro inútil no depende de cómo nos lo tomemos una vez que ha sucedido, sino de una serie de factores y políticas empresariales establecidas con anterioridad. La gestión del fracaso ha de ser por tanto una gestión por anticipación.

Esta gestión se operativiza principalmente a través de los cuatro aspectos que detallaré brevemente (dos en este post y los otros en el siguiente para no hacer el post demasiado largo). Aquí van los dos primeros:

Fidelidad a la realidad.

Trabaje con datos y hechos, cuantifique en cuanto sea posible y evite las estimaciones fruto del deseo y la ilusión. El instinto y las corazonadas pueden ser válidos al inicio de un proyecto pero deben contrastarse con los hechos (si se siente demasiado implicado en el proyecto, le sugiero que pida la colaboración de alguien externo al mismo). Un indicador bastante fiable de la ausencia de fidelidad a la realidad es la sensación de euforia al inicio de un proyecto (frente al entusiasmo “medido” y la templanza propias de un proyecto fiel a la realidad). Otro apunte: realista y negativo no son adjetivos sinónimos. Es compatible ser realista y optimista, y en el caso de la innovación es además necesario dado que debemos seguir persiguiendo el éxito a pesar de los fiascos.

Inclusión del fracaso en el diseño del proyecto.

El desarrollo de todo proyecto de innovación debe incluir la detección sistemática de incertidumbres y su posterior resolución. Siempre habrá alguna que no pueda resolverse completamente. Lo importante entonces será valorar el riesgo asociado a las mismas y decidir conscientemente si éste se asume o no. En principio, y salvo casos de fuerza mayor, deben abandonarse aquellos proyectos que supongan un riesgo bajo la línea de flotación de la empresa.

(extracto del artículo que publiqué en
el nº364 de la revista sectorial Técnica Cerámica)